28.10.08

Aún era pronto para ir a cortarse el pelo,
era pronto para demasiadas cosas.
Pero no quedaba espacio en el reloj
ni en los pulmones.
Se habían agotado las piernas viendo correr al minutero.
Era pronto, sí,
era pronto para decirte que te quería.
Sabía que jamás llegaría tarde
y que nadie le esperaba en ningún sitio.
Aún era pronto para ir a cortarse el pelo,
soñaba con que alguien se fijara en su peinado.
Pero ya fue tarde.

2 comentarios :

El Observador Sarcástico dijo...

Mucha sensibilidad en tus poemas y mucha lucha en tu actitud. Sigue intentando cambiar el mundo. Me ha gustado tu blog.

Un saludo.

Valentina dijo...

Hola!
Come ves he venido a verte!

Un beso
Valentina (del café y de las poesias...)