17.9.19

Y por último pero no por ello menos importante

Elegir el pantalón
que menos te deforma el cuerpo,
intentar peinar esto,
que no es media
ni melena entera,
pararte un minuto frente al espejo,
poner la espalda recta,
como si lo que hay fuera de casa
no te diera miedo.

Recordar comprar rímel
y usarlo.

Recordar también la sonrisa,
artificial como la comida del súper,
como las relaciones que compramos.

Cerrar la puerta con llave al salir,
que la ciudad no es segura
pero la culpa es tuya.

Volver con las llaves
en la mano,
deseando no usarlas de defensa.


Volver.

5.9.19

Pesadilla

La almohada se retira discretamente hacia el abismo.
Va callada, como siempre, pero huye como nunca lo haría.
El silencio se teme a través de las cortinas
y El beso enmarcado se suspende por un instante.
Cinco segundos después
sólo queda la sensación de miedo.
Y no se va.

9.8.19

Hoy, ya






A los españoles fallecidos en los campos concentración de Mauthausen y Gusen, cuyos nombres no ha publicado el gobierno español hasta agosto de 2019. 


152 páginas ocupan vuestros nombres y hoy, ya,
nos dejan daros por muertos.
Hoy, ya,
aunque no tengáis sepultura
y las lágrimas sean menos públicas de lo debido.
Aunque no recuperamos aún la libertad que luchasteis.
Hoy, ya,
veintisiete mil ochenta días después de la muerte del último de los nuestros.
Madrileño, se llamaba Jesús y cumplió el mes anterior treinta y dos años.
Hoy, ya,
30 años invisibles por el dictador
y otros 44 de silencio por los cómplices de su heredero.
Hoy, ya,
a menudas horas.


12.2.19

Dame un punto de apoyo
y no moveré ningún mundo.
Tan solo mostrarnos
como seres mínimamente
empáticos,
racionales,
humanos.
Dame un punto de apoyo, sin más,
donde poder soportar la vida.
Aunque quizá,
así ya cambie un poco este mundo.

5.2.19

Sororidades

Miedo al hombre que te habla por la calle.
Miedo al profesor que se te acerca demasiado.
Miedo al novio al que quieres decirle no.
A hablar demasiado alto.
Miedo a no defenderte lo suficiente o hacerlo demasiado.
A las calles vacías. A las farolas rotas.
Llevar las llaves en la mano como si fueran una mala navaja.
Que te callen con gritos
y no responder por no quedar como una loca.
La vida, dicen.
Pero miramos a izquierda y derecha
y somos muchas.
Nuestra vida, decimos.

18.8.18

Si yo tuviera patria,
en ella Lorca
compartiría cultura y pasión.
En mi patria el orgullo
se aloja en cada pupitre.
En nuestra patria
no mentimos con las palabras:
conocemos el valor de cada una
y cuánto nos costó
el derecho a conocerlas.

Otros también tienen su patria,
de áspera tierra de cadáveres.
Hoy se llaman monárquicos:
le han asesinado.

10.8.18

... años después de que el hombre llegara a la luna.
Llama a la comadrona

El hombre llegó a la luna.
Ha visto agua en Marte.
El hombre inventó la pólvora
y los fusiles, espadas y cañones.
El hombre decide quién vive o muere,
dónde comenzar una guerra
y cómo no salir de ahí.
El hombre inventó la vacuna,
puso precio a la salud.
El hombre creó los juzgados, la ley
y lo llama justicia.
El hombre se inventó a Dios
y nuestro miedo.
El hombre nombró democracia
a no perder sus privilegios.
La mujer sigue muriendo por no parir.

4.6.18

Emoción de censura

Sí, sé bien que a éstos,
según les den los votos,
tiran a un lado
o al opuesto.

Pero hoy los números
les acercan a nuestro lado,
dejémonos de remilgos,
y cambiemos lo que se pueda.

Sí, sé bien que a éstos,
según gire el viento,
voltean lo dicho y lo votado.

Pero, ¡qué hostia!
a mí echar a un ladrón
me pone.
Y más cuando son una fila
de asaltadores,
que han humillado a mis muertos,
los que se van a la puta calle.

Y los puretas que me disculpen,
que no seré yo
quien expulse la alegría
de la casa del pobre.

2.6.18

He visto a mujeres llorar.
A demasiadas mujeres llorar,
a mí misma más de lo que quisiera.
Hemos llorado por fracasos,
insultos, humillaciones.
Ante el desprecio,
la impotencia.
Y de pronto, un día,
empezamos a llorar de alegría,
de lucha lograda.
Y somos más hermanas
con cada lágrima que compartimos.

10.5.18

Democracia española

"El tren entre origen y destino
lleva un retraso
de entre 10 y 15 minutos."
Y tiene que ser cierto,
indudablemente,
porque la megafonía lo repite,
cada poco,
desde hace más de media hora.