27.1.15

Mírame fijamente,
pero no a los ojos.
Esto que ves
entre mis tetas y mi coño
es mi útero,
una parte más de mi cuerpo.
Repito, por si no hubiera quedado claro,
de mi cuerpo.
Una parte más.
Mírame otra vez,
ahora sí a los ojos,
y explicame, como si fueras una persona,
por qué esto que llevo
marca mi salario,
siempre inferior al tuyo,
y es tu excusa para robarme mi libertad.




23.12.14

#SoluciónHepatitisC

A Ángeles y a la Plataforma de Afectados por Hepatitis C

Te quieren muerta
porque no eres rentable
porque no eres de los suyos.
Te están matando.

Mientras tanto
tú luchas con versos endecasílabos,
con pocas horas de sueño.
Peleas hoy por ti
como antes lo hiciste por nosotras.

No eres rentable para quienes nos roban
la vida
como forma de vida.
Tan solo eres poeta
que pasas noches de camiseta roja.

No dudarán en matarnos hasta que bajemos la cabeza.
Aquí no hablamos de dinero

y una sola camiseta roja
tiene toda la dignidad que nunca tuvieron
los criminales.


26.11.14

Lista de derechos

Tenemos derecho a seguir jugando limpio
aunque las zancadillas nos magullen las fuerzas.
Derecho a reír
porque no conocemos otra alegría
que la nacida de la dignidad.
A ilusionarnos
y brindar por victorias
que están por llegar
¡Que bailen ruidosas las cervezas!
También nos otorgamos el derecho a llorar y agotarnos,
porque no somos superheroínas
de poderes especiales,
tan solo mujeres y hombres
que sabemos de la coherencia y el compromiso.
Tenemos derecho a que reconozcan nuestro triunfo.
Sólo hay una cosa que no vamos a hacer:
Aquí no se rinde nadie

25.11.14

25N

Sois tantas que no me sé vuestros nombres. Sois demasiadas. Una sola es demasiado. Quiero pediros perdón porque no hice nada. Quizá os vi un día cualquiera y no hice nada. Quizá nunca os vi pero sigo siendo culpable. Porque no he luchado suficiente contra esto que os ha matado. Porque os ha matado esta sociedad de la que formo parte. Este patrarcado contra el que lucho. Seguiré,  seguiremos, siendo culpables
mientras nos sigan matando.

30.10.14

#Ilusiónate

Vente.
Vamos a ilusionarnos juntas
y les ganaremos.  
Ya sé que este no es el mejor escenario,
pero más vale tarde que nunca
y pronto arreglaremos las cosas.
Ya lo hemos hablado
en las mil manis 
en las que hemos coincidido
y tiene que ser contigo:
Que sabes que la izquierda
si no se lleva en las manos
para hacer justicia con ella,
de nada sirve metérsela en la boca
para nombrarla muchas veces.
Que nos reprochas
cada uno de nuestros errores,
como es casi tu obligación
y queremos que formes parte de los aciertos.  
Vamos a vivirlo
como el primer paso de un bebé
al que has visto tropezar en el gateo, 
como el último examen,
aprobado, de la carrera, 
como la primera noche
de sexo eterno
con esa persona 
que llevas tanto tiempo
deseando.

Ilusionémonos juntas.
Ilusiónate.

28.10.14

Transacción opaca

Clavemos la bandera suiza
a esta cama
por unas pocas horas.
A este mueble neutral
nada le afecta
lo que pase en nuestro mundo,
en la frontera de estas sábanas
no se llora por las guerras.
Aquí el silencio es ley,
no preguntaremos por el origen
o naturaleza de los besos
aquí depositados,
los mordiscos no abonan comisiones
y el peaje se cobra en desnudos.
Quizá el paraíso sea esto
y aún nos quedan muchas nacionalidades
que declararnos.

20.10.14

Felisa y Josefa

Abuela tenía 10 años al comenzar la guerra. Era católica y enseñaba catequesis a los más pequeños. Su padre fue anarquista en Albacete y detenido. Esa niña católica se acercó al cuartel a preguntar. Ella era de los suyos: católica. Salió del edificio con la cabeza rapada. Ese día, la niña de 10 años,  se volvió luchadora.
Josefa sigue siendo católica -no beata dice siempre- y nunca dejó de luchar.  
Mi otra abuela entró a servir también de niña. Sirvienta de las de comer con el servicio, ella sola, y después de los señores.De Felisa aprendió mi madre,  y yo de ella, a hacer magia con la comida, a multiplicar los panes y las patatas.  

Quizá a estas dos mujeres no les contaron la lucha de clases, o las engañaron para decirles que es cosa de hombres. No lo sé, y quizá no se lo pregunte. Pero ellas son mi clase y suya es mi lucha.

24.9.14

Una década en IU

Hoy se cumplen diez años desde que me afilié a Izquierda Unida en la asamblea de Rivas, y aquí sigo. Tras una década toca una breve evaluación. La militancia en IU trae, en ocasiones, momentos amargos. No tendría sentido intentar mentir diciendo lo contrario. Sin embargo, son compensadas estas malas circunstancias por la satisfacción, la alegría y el aprendizaje. Además, son los buenos momentos lo que me convencen de seguir en esta organización.
Sé que hice bien afiliándome a Izquierda Unida. Principalmente por los compañeros y compañeras que me he encontrado en este camino y por todo lo que me han enseñado. Me acerqué a IU por Curro Corrales y me afilié por Pedro del Cura. Así que en parte es culpa suya que aquí siga.
Sería injusto hablar de mi militancia y no agradecer, de todo corazón y cabeza, a mis compañeras del área de mujer de IU Rivas y del Grupo de Igualdad de Género de Jóvenes de IUCM. Sin el aprendizaje con este grupo de mujeres luchadoras yo no sería la mujer que soy. De ellas he aprendido a ver el mundo con gafas moradas, desde el feminismo, desde la lucha y la alegría. Mil gracias por ello: Maripaz, Rocío, Aída, María, Bea, Maika, mil gracias a todas mis compañeras de las aprendo día a día.
Todo sería más difícil si no tuviera con quien tomarme unas cervezas para analizar todo lo que sucede a nuestro alrededor mientras nos reímos: Julián, Jon y Juan hacen que todo esto sea más sencillo.

Mil gracias a todas y todos con quienes comparto luchas.







11.9.14

Gafas rotas


La Moneda un refugio cuyas piedras 
siempre tendrán más dignidad 
que una Zarzuela o un Pardo.

Un hombre decidió morir porque tenía al pueblo a su lado.

Unas gafas rotas contienen toda la ternura del mundo.

Los mismos países de siempre 
ejecutaron a ese pueblo 
porque siempre tuvieron el poder. 
Ejecutaron bajo palio y armas extranjeras 
porque la dominación nunca duda a quién defender.
Allende es el pueblo chileno libre. 
Son los niños que comen a diario. 
Es la mujer que llega a la universidad 
y nadie antes de su familia pudo. 

Allende es cualquier pueblo 
que sabe que va a ganar. 
Que sabe que será atacado. 
Que no sabe rendirse. 

30.7.14

La niña del vestido verde busca futuro entre escombros y sangre aún sin enfriar. Las bombas y el silencio ajeno le han dicho a la niña del vestido verde que no le queda presente. Quizá ya esté muerta. Todo lo que sabemos de la niña del vestido verde es que se va andando con sus libros y que es palestina. Y que por eso la quieren muerta.

La niña del vestido verde no mira a la cámara.

Quizá siga viva en contra de la decisión de ese medio mundo que la quiere muerta. Ese mundo que la considera enemiga por seguir viva. Y por buscar libros.

Palestina es esa niña del vestido verde. Por eso la están asesinando.