20.5.16

Diógenes

Le soy fiel a cada uno de mis miedos
para cuidarme
de que ninguno decida abandonar.
Se encuentran perfectamente almacenados,
sin perder jamás ninguno,
ordenados por frecuencia,
forma de los monstruos
y dolor que causa en las entrañas.
Los acumulo todos,
al fin y al cabo,
se cuentan entre mis escasas propiedades.




19.5.16

Damnatio memoriae


Cruel castigo
el de destruir efigies
con tu rostro,
el de tachar
tu nombre
de las rocas.
Condenado al olvido.
Tampoco nuestros nombres
permanecen en piedra o papel,
quizá nunca estuvieron,
apenas un par de fotos
escondidas bajo baldosas
para no ser descubiertas.
Nos mataron
por buscar el poder.
Nos mataron, pero no a todas;
nos silenciaron, pero no a todas.
Y muertas, y humilladas,
y rapadas
aquí seguimos.

11.5.16

Pero no tenemos derecho, insisto, no tenemos derecho a frustrar esta oportunidad por cuestiones menores.
Juan Peña

Quizá a la Historia
le demos igual,
pero no a quienes van a sufrirla.
Quizá sean tantos los errores
que no logremos llegar
a nada.
Quizá a poco
y se nos hará escaso.
Quizá mi propuesta
es mejor que la tuya
o a la inversa.
Pero también quizá
encontremos luchas comunes.
Pero también quizá
pequeños pasos
se conviertan en saltos
y dejemos de sufrir esta Historia.

5.5.16

Un error.
Sin ningún género de duda
fue un error
alguna decisión de las que tomé.
Un error de los graves, digo.
De los qye te cambian la vida
sin opción de vuelta atrás.
De los que te borran amigos
de la agenda de contactos,
de los que eliminan recuerdos familiares
y aumentan las broncas.
De los que te absorben las fuerzas
para que estés siempre cansada.
Dicen que vale la pena,
y a menudo creo que es cierto,
pero hoy sólo tengo ganas de llorar.

28.4.16

Aprendernos.
Tocarnos.
Reírnos.
Disfrutarnos.
Cuando el infinitivo
busca ser infinito
se reflexiona recíproco.

Simplemente abrazada

Y atreverme a hablar,
a no tragarme las lágrimas.
Ser capaz de contar
esas cosas de las que no hablo.
Darles voz sería convertir los monstruos
en reales
sacarles del oscuro estómago
donde se han hecho fuertes,
invitarles a invadir
ese mundo que protejo.
Esos abrazos
que no quiero que conozcan,
para que no huyan.

25.4.16

Me gusta reencontrarme
con la lectora que fui.
Me reconozco en algunos dobleces de poemas,
en las marcas viejas de libros manoseados.
A veces, no me encuentro
-me rechazo-
y yo,
que sigo creyendo que siempre
he sido esto mismo,
interrogo al poema
para que confiese
por qué ha cambiado.

23.4.16

Yo no quiero un amor perfecto,
sino uno de carcajadas.
No quiero aburrirme
en la perfección del otro.
No quiero ser protegida,
no quiero macho alfa
sino compañero,
quiero dormirme en unos brazos
cobijados por tu sonrisa.
Quiero reír ante lo bueno
y lo desastroso.
Esa primera sonrisa de buenos días,
la que no ha despertado aún
y mataría por un café.
Quiero poder ser débil
y que tú también lo seas.
Quiero esa risa que acaba en beso,
ésa que resuena en la memoria.
Quiero un amor de discusiones entre iguales.
Quiero un amor del pueda decir cuando acabe
'lo pasamos riendo'.

11.4.16

Esta noche quiero ser
de esas mujeres
que te dejan sin habla
nada más verlas:
de paso seguro.
No por nada
ni por siempre.
Sólo por hoy
y porque sí.
Por no avergonzarme de mi tripa,
de si es mucho o poco el escote que llevo
de si mi andar, o mis palabras,
deberían mostrarse de otra manera.
Sólo por eso
y por nada.
Algunos días quiero ser
de esas mujeres
que son escuchadas,
que alzan su voz,
que no se acobardan
ante un grito,
ante un "tú no sabes de eso",
que no sienten miedo
a quedar en ridículo.
No por nada,
sólo por mí.

8.4.16

Hablarte de todas las contradicciones
sólo por recordarlas,
y me dejé alguna en el tintero.
Arriesgarnos por el placer
de mordernos.
El miedo resbala
junto al abrazo.