14.2.11

Tengo una tarjeta mágica
que abre puertas.
Consta de mi foto
-probablemente de mañana resacosa
a juzgar por el aspecto-,
nombre, apellidos y categoría laboral.
Cualquier cosa más
que diga sobre mí
será mera poesía.
Sin embargo, nunca sé
si la siguiente puerta
me será abierta.

3 comentarios :

M. dijo...

Habrá que llamar y esperar respuesta.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

¡Toma ya mi Leire! Vas directa a hacer diana, mi niña. ¡Genial!
Tomo nota de lo de Badulake. Si nada me lo impide, allí me vas a tener (y puede que arrastre a alguien más).
Un beso grande.

Lei dijo...

A ver si hay suerte y nos vemos.
besos