13.6.10

UN POEMA / Puri Martins

YO TAMBIÉN TENGO UN ARMA

No he de usar palabras agresivas para nombraros
Ni utilizar la indiferencia como coraza al desconsuelo;
hemos cargado de tinta miles de escritos…
¿Hasta cuándo será más cómodo reposar la espalda sobre un lecho de pestañas cerradas?
Tengo en mis manos una pluma vieja
que no por gastada será menos efectiva.
He visto teñirse el mar ante mis ojos…
¡! Cuanta sed de sangre oh Israel…cuanta soberbia !¡
¿En nombre de quién alzáis vuestra venganza?
Otra noche de cuchillos largos…hoy con balas
amenaza la cíclica historia de una humanidad
cansada de sufrir odio, rencor y rabia.
Resecas tus arterias exiges la sangre de tu hermano
y le condenas...
pero no olvides ¡Oh Israel!
que yo también tengo un arma,
seca a veces de derramar por impotencia tantas lágrimas,
una pluma vieja y cansada que te ofrezco
para que escribas tu historia sin olvidar ¡Oh Israel!
que detrás de la alambrada o sobre aquel muelle de Gaza
mirando al horizonte sin perder jamás la esperanza
están los ojos que dibujarán tu futuro.
No lo olvides Israel…yo también tengo un arma…LA PALABRA.

1 comentario :

pivial dijo...

Un disparo tras otro,
una bala y otra bala,
un muerto y más muertos
y el olvido entre las manos,
así clames clemencia
mil ojos por un enojo
y el olvido en la miseria
no justificarás tu herencia.
Yo me sumo a la frontera
a quitar las alambradas
y vocear lo más fuerte que pueda:
¡¡fuera venganzas y condenas!!
Yo te entregaré el arma
para ganar la batalla
y tiene por munición
el diálogo y la palabra.