14.6.10

UN POEMA / Guillermo Castillo

Palestina es un charco de sangre
donde occidente no quiere mirarse
reflejado. Espejo espeso
de culpa salpicándo a los ojos.
Un charco que acabará inundándonos.

1 comentario :

MOONLIGHT dijo...

muy indo blog
un beso
te sigo¡