7.4.09

Bolonia: un caso concreto

Ahora que ya tenemos más información sobre los nuevos grados y los posgrados es el momento de hacer la valoración sobre los mismos. Esta puede ser una buena ocasión para que aquellas personas que siguen pensando que Bolonia es algo maravilloso empiecen a verle las orejas al lobo -aunque, la verdad, un poco tarde-.
Matizaré que no hablo de EEES ni de convergencia, porque cualquier coincidencia con los planes europeos será mera coincidencia.
Yo voy a hablar de psicología en la UCM, que es la que mejor conozco, dado que hice ahí la licenciatura y actualmente estoy cursando un máster de Bolonia.
Voy a empezar por el final, dado que fue lo primero que se reguló: los posgrados.
Antes un doctorado tenía un periodo de formación y otro de investigación. Ya no. Ahora al periodo de formación se le llama "máster".
Vamos a comparar el periodo de formación del doctorado, al que para abreviar llamaré sólo doctorado, y el máster.
En esta tabla tenemos los precios por crédito, el número de créditos y el coste total de cada título.
Antes de que nadie diga que los créditos no son comparables porque los nuevos créditos, llamados ECTS, incluyen en sus 25 horas también el trabajo en casa, hay que decir que sí que son comparables porque ya se ha decidido que comprenden 10 horas "en aula", es decir, lo mismo que los de antes -¿para esto tanto cambio y siglas raras?- Es decir tanto en créditos de toda la vida como en créditos ECTS, 1 crédito=10 horas de clase.

Es cierto que es complejo compararlos dado que el máster es la formación del doctorado pero también es la terminación de la licenciatura de toda la vida. Dicho de otra manera, aunque nos han querido vender que el máster es la formación del grado, en realidad es el equivalente a 4º y 5º de licenciatura, más o menos. Esto, y que algunas de las asignaturas del doctorado se han dividido en 2 ó 3 de máster, es la razón por la que el número de créditos sea mayor en el máster.

Pero, como resumen del aspecto económico del posgrado, tenemos la última fila de todas. Ese 206% que aparece es la diferencia de precios. Vamos, que ahora pagaremos el doble y un poquito más.
Sigamos por el principio: el grado

Antes, la licenciatura tenía 322.5 créditos, el grado ahora tendrá 240. Como es obvio, en algo tenemos que perder. Desaparecen las asignaturas de filosofía de la psicología y lógica y computación. Lógica y computación consistía en algo tan básico como saber comprobar si un razonamiento esta bien construido, ¿a quién le interesa eso? También se eliminan los 33 créditos de libre configuración, 7.5 de 13.5 dedicados a optativas no vinculas a la especialidad y 30 de los 48 dedicados a la especialidad, que ahora en los grados se llama itinerario. Surgen 5 asignaturas dedicadas a evaluación y tratamientos varios. (Esta comparativa es aproximada dado que algunos nombres de asignaturas han variado y he buscado la que me parecía más próxima).
Es decir, nos cargamos de un plumazo en los primero años de carrera aquello se implique razonar y especializarse, o buscar nuestro propio interés. Ahora los itinerarios tendrán 3 asignaturas. Resumiendo, no saldrán psicólogos ni psicólogas sino aprendices de psicología.
Esto, respecto al contenido, pero hablemos ahora se ese gran logro de Bolonia que iba a ser la atención personalizada. Basándome en la planificación docente para el próximo curso y usando los datos de 1º de grado y 2º de licenciatura (ya ha desaparecido 1º de licenciatura), que son los que puedo comparar:
Actualmente, en el primer ciclo éramos unas 90 personas por grupo (con 7 grupos), de media y en las prácticas de aquellos departamentos en los que se podía desdoblar, se desdoblaba (45 personas por grupos y 14 grupos). Ahora, con 55o alumnos de media se pretende crear 10 grupos. ¡Fetén! 55 por grupo. Si no fuera porque se incluye la coletilla de "Excepcionalmente y por necesidades docentes" para decir que podrá haber sólo 5. Esto es, 11o personas por aula. ¡Viva la desmasificación! Por otro lado, sí que plantean la posibilidad de desdoblar en las prácticas pero, teniendo en cuenta que con 7 grupos ya era bastante complicado y que no se ha aumentado el profesorado, ¿alguien se cree que sea posible?
Y ya para terminar, vamos a hacer 3 supuestos.
1) Una persona quiere hacer únicamente el primer ciclo de licenciatura o su "equivalente": el grado.
2) Una persona quiere hacer una licenciatura o su "equivalente": grado más posgrado (como hemos explicado antes)
3) Una persona quiere hacer la licenciatura más el doctorado o su "equivalente": grado, posgrado más doctorado. (A efecto de comparación, no incluyo ni el periodo de investigación del doctorado antiguo ni el doctorado moderno, que parece que no hay diferencias de precio).
Viendo la tabla (si pinchais en ella se puede ver, no he sido capaz de que salga mejor) vemos que tanto en el primer caso como en el segundo el nuevo plan resulta unos 600€ más caro. Sin embargo resulta más barato para aquél que quiso cursar el doctorado (recordemos que en este caso habría que sumar el coste de la investigación del doctorado, pero como es igual en ambos planes no afecta a la diferencia).
Es decir, que esta reforma universitaria resulta más cara para aquellas personas que vayan a cursar menos años. ¿Habéis leído hoy El País? Resulta más barata a quienes, de media, tienen mayor poder adquisitivo.

Ala, ya está.
Menuda parrafada os he soltado.
PD. esto está hecho un poco deprisaycorriendo, si alguien ve alguna errata que lo diga y lo corrijo.

4 comentarios :

Javier dijo...

Ojala que lo lea mucha gente Leire, a mi que sin tener ni idea me ha servido para comprobar realmente que el plan bolonia es una cagada mayor que la ESO

rafa hortaleza dijo...

gracias por la info compañera.

Javi dijo...

Tremendo Bolonia, brutal aspiradora de dinero público y de dinero del estudiante (o de su familia, como es mi caso, que tengo la suerte de poder dedicarme a estudiar sin trabajar, todo un lujo en estos tiempos, y más con el Plan que se nos viene encima)

benyrema dijo...

Leire
lo de Bolonia esta perdido
pP y PSOE de acuerdo
este pais vive delos lamentos
ya tenemos ministro de educacion o algo asi. Este tiene cara de escuchar y devolver las hostias.