5.2.15

Carta abierta a Cayo Lara

Estimado compañero y coordinador:
Te escribo estas líneas para trasladarte mi tristeza ante tu decisión del pasado viernes.
Te escribo por dos razones. Por un lado, para manifestar mi posición respecto a lo que se sucede en IUCM y, por otro, porque soy, y quiero seguir siéndolo, miembro de IU.
El pasado viernes las gentes de izquierdas de Izquierda Unida teníamos las esperanzas puestas en la Presidencia Federal. Cada cual tenía la que le ha ido quedando tras un proceso muy duro. Yo, que me enfado pronto pero confío mucho, tenía esperanzas de solución. En cambio, a más de un compañero tuve que convencerle de que no se diera de baja, que esperara hasta el viernes. Ha quedado claro que les convencí para nada, inútilmente, porque decidiste no hacer nada.
Me afilié a IU hace 10 años porque me gustaba el trabajo que estaban llevando a cabo en Rivas, trabajo colectivo que hoy es también, en parte, mío junto a mis compañeras y compañeros. Poco a poco fui incorporándome a la labor en IU Madrid y Federal.
Siempre que IU nos ha pedido que echáramos una mano, ahí he estado. Y nunca lo he dudado, aunque significara repartir panfletos con el frío en las manos, estar cargando sillas de un lado para otro o tener que prepararme de urgencia una presentación de un acto para los medios contigo.
Ahí he estado y quiero seguir estando, pero no nos lo pones nada fácil, Cayo. Porque has decidido posicionarte en un bando claro en IUCM: el bando de Bankia, el de pactar con la derecha y llamar a esos pactos cortesía institucional, el de ignorar a la militancia, el de intercambiarse demandas falsas con el PP. EI bando que hará todo lo posible porque el cambio en Madrid no se realice nunca.
Y has dejado que se rían de los órganos federales al incumplir los acuerdos. Porque no son, sólo, Pérez y Gordo quienes lo han hecho, sino los miembros de los grupos municipal y parlamentario los que han votado contra IU.
Deseo pensar que has abandonado a la militancia madrileña por ignorancia y no por complicidad. Sea cual sea la razón, nos dejas secuestradas.
Pero yo quiero seguir aquí, porque creo que IUCM puede llegar a convertirse en la herramienta necesaria que Madrid necesita. Muchas de mis compañeras se van porque creen más realista construir esa herramienta sin la mafia que tener que echarla.
Yo sigo aquí, ya digo, pero me has puesto las cosas muy difíciles, Cayo. Aunque escribo esto a título individual, debo decirte que me complicas la labor como Co-Coordinadora de Jóvenes de IUCM porque la gente joven se está marchando porque no encuentra el sentido de dirigir nuestros esfuerzos para una organización dirigida por aquella gente contra la que combatimos: el régimen.
Termino esta carta pidiéndote que recapacites y corrijas el error, si no ya por tu gente en Madrid, por tu legado. Porque no termines siendo el coordinador que destruyó IU por cobardía.

2 comentarios :

FÉLIX FERNANDEZ RELINQUE dijo...

No nos tomes el pelo amiga

Lei dijo...

No pretendo tomar el pelo a nadie. Y tampoco permitir que quienes han apoyado el expolio de esta comunidad arruinen la organización en la que milito.