21.10.10

No conozco nada más erótico
en el mundo
que una sonrisa sincera.
Esa mueca tonta
que no sabes controlar,
ocultada por un beso
porque en ese instante
es más peligrosa la alegría
que las lenguas.

1 comentario :

Voltios dijo...

cierto leire