22.7.10

Sobre Covibar

Comenzaré explicando qué es Covibar, para aquellos que no tengáis ni idea del título de este post y aclarando que hablaré únicamente de mi opinión personal, reconociendo que –faltaría más- puedo estar equivocada.

Covibar es la Cooperativa Obrera de Viviendas Baratas y yo he vivido toda mi vida en ella. Surgió a finales de los 70` bajo la idea de que era posible, y además deseable, que los obreros y obreras pudiéramos tener casas baratas y de calidad, pero entendiendo que también el barrio mejora la calidad de vida.

Yo creo que se situó en Rivas porque debían de ser los terrenos más baratos de toda la Comunidad de Madrid. Para que os hagáis una idea general, os diré un par de detalles que a mí me parecen muy significativos. En Covibar, los bidés tienen ruedas. Están debajo del lavabo y cuando se usan simplemente hay que desplazarlos. Esto hace que, a lo tonto, uno se ahorre medio metro cuadrado por vivienda. Otro ejemplo es que todos los portales del barrio dan a una plaza, un parque o, como mucho, a un aparcamiento. Esto significa, en primer lugar que los niños y las niñas podíamos salir a jugar sin adultos que nos acompañaran para cruzar las calles. Esto, en cierta medida, son políticas de género. Considerando que es mayoritariamente la mujer, y más en aquella época, quien debía atender la casa y también sacar a los niños al parque, lograr que los pequeños pudiéramos salir solos al parque, es dar más tiempo a la mujer.

Pero Covibar no ha sido sólo una buena construcción de viviendas. Al contrario de otras cooperativas, ésta no se disolvió al entregarse las viviendas. A día de hoy, al menos, sigue existiendo. Covibar se financia con los alquileres de los bajos comerciales. Con esto, desde los inicios contamos con una piscina de la cooperativa, donde he pasado gran parte de mis veranos, que tenía 3 vasos: “la olímpica”, “la mediana” y la “pequeña”. Con el tiempo se construyó el centro cívico (que al tener también locales comerciales produce dinero de los alquileres) donde hay una sala de cine/ teatro. En esa sala di mis primeros, y de momento únicos, pasos como actriz, en los talleres de teatro que ofrecía la cooperativa. Más adelante, la cooperativa crecía y la demanda de piscina también, se construyó un cuarto vaso, “la nueva”.

Actualmente contamos también con un centro social (en el que podemos disfrutar los socios y las socias de exposiciones de arte, presentaciones de libros, actuaciones teatrales,… ). En el centro cívico, aparte de cine actual por unos 3 ó 4 €, más barato para la 3ª edad, también hay representaciones teatrales y musicales. Cuenta también con un gimnasio.

Esta es un poco la historia resumida. Tenéis más información en la web de la cooperativa (http://www.covibar.com/nueva/)

A lo que iba, que me lío hablando del proyecto y no cuento sus problemas.

Como cualquier cooperativa, la gestión de la misma la lleva la Junta Rectora, que es elegida en las Asambleas Anuales. Desde hace tiempo a las Asambleas asisten unas 50 personas y las comisiones de participación, donde se tratan temas de cultura, patrimonio o deportes, están casi vacías. Para entender esto, debemos saber que hay unos 4.000 socios más sus beneficiarios (familiares de primer grado).

Hace dos años se convoco a los vecinos y vecinas que quisieran para elaborar una propuesta de elaboración de estatutos para actualizarlos a la época actual. Esta gente estuvo trabajando durante casi un año reuniéndose una vez a la semana y en la asamblea del año pasado se presentaron y aprobaron por los socios asistentes, tal y como marcan las normas. Desde la convocatoria de asamblea los estatutos estuvieron disponibles en la web y en las oficinas de la Cooperativa. En esa Asamblea también se presentó el Informe y los Presupuestos (previo informe favorable de la auditoria) y ambos fueron aprobados. Recordaré también que todos los miembros de la Junta Rectora han sido elegidos en Asamblea, acorde a las normas. Una de las modificaciones estatutarias fue reducir el límite de dinero que puede gestionar la Junta sin pasar por la Asamblea. Pasó de 3 millones y pico (creo) al millón de euros.

Suelto esta información porque quiero que quede claro que la composición de la Junta es absolutamente democrática.

En esa Asamblea de 2009 se nos contó a los socios asistentes (todo el mundo fue convocado en tiempo y forma, sólo unas 50 personas decidimos que nos interesaba asistir) que la última piscina construida, “la nueva”, llevaba años perdiendo agua y que las sucesivas reparaciones no habían arreglado en problema y que algo había que hacer.

Hechas todas las aclaraciones previas, que considero importantes para entender el problema actual, pasemos al día de hoy:

- La Junta a principios de mayo buzoneo, como todos los años, la información y los precios sobre los bonos de temporada de las piscinas

- En Junio la Junta realizó la convocatoria de Asamblea General y en la misma incluía información sobre un proyecto nuevo que ha sido aprobado en Junta: conversión de la piscina “nueva” (que, recordemos pierde agua) en unas pistas de pádel que puedan usarse todo el año.

- Un grupo de gente empieza a movilizarse, principalmente por Facebook, en contra la decisión de la Junta y recoge firmas para que el proyecto sea votado en Asamblea.

- La Junta manda una nueva convocatoria de Junta con ese nuevo punto y ampliando la información sobre las pistas de pádel, que incluirá en una nueva fase un gimnasio, dado que el del centro cívico se está quedando pequeño.

- El 27 de junio se realizó la Junta. Tuvo que empezar tarde porque había gente que no había traído la delegación de voto o porque querían entrar varios miembros de la misma vivienda. (Aquí hay que recordar que hay un socio por vivienda y que el socio es quien decidieran los propietarios en el momento de inscribirse en la Cooperativa, pudiendo siempre delegar en el cónyuge o los hijos). Toda la Asamblea transcurrió, en mi opinión, como un patio de colegio en el que la mayoría de la gente estuvo gritando todo el rato. Como ejemplo, yo fui abucheada e interrumpida constantemente cuando dije que estaba a favor del proyecto. Hubo unas 26 intervenciones, la mayoría sin un mínimo de respecto ni propuestas. Aunque supongo que esto puede pasar cuando alguien que lleva 30 años siendo de una cooperativa es la primera vez que se pasa por una Asamblea. La Junta intentó, como le dejaron, explicar el proyecto e informó que se había decidido por unanimidad y que su continuidad estaba condicionada a la aprobación del proyecto. La votación salió ciento y pico votos a favor del proyecto y trescientos y pico votos en contra, por lo que la junta comunicó su dimisión y que en breve se recibiría una convocatoria de junta extraordinaria. En eso hubo gente que empezó a gritar que quedaban dos días después en las piscinas para tirar las vallas que a día de hoy bordean la piscina en cuestión. Un ejemplo de las pocas propuestas que se hicieron fue que se cambiara la utilidad del centro social porque ¿quién va a una exposición? Yo no, yo no, empezó a gritar la gente. (os juro que es verídico).

- Mientras tanto, en el grupo de Facebook que ha creado estos vecinos -que se han casi autoproclamado salvadores de la cooperativa porque después de 30 años han decidido empezar a participar de las decisiones democráticos-, se pueden leer insultos, amenazas y mentiras sobre los miembros de la Junta y el personal de la cooperativa.

Quiero indicar que yo también creo que se ha hecho mal la comunicación del proyecto (lo que no implica estar en contra del mismo). Pero este error no invalida en ningún caso el trabajo previo realizado.

Por último, como hasta hace pocos días no conocía ninguna propuesta de quienes están en contra de la propuesta de la Junta, ahora quiero expresar mi opinión sobre alguna de las que han colgado en su página de facebook:

- Sobre la eliminación que proponen de las actividades culturales (ya dijeron en la asamblea que ninguno de ellos va a esas cosas) y la conversión del centro social en centro de mayores. Yo creo que es una propuesta que se responde por sí misma, teniendo en cuenta que en el mismo barrio ya hay un centro de mayores municipal. Aunque a algunas personas les moleste, la actividad cultural es algo muy importante y que tiene su público. Evidentemente, como todo, es susceptible de mejora, pero yo no eliminaría un espacio en el que podemos desde tomarnos una cañita viendo un recital hasta participar en un videoforum, un debate o disfrutar de una exposición.

- Quieren instauran el día 27 de junio como día del socio. Yo creo que cuando alguien lleva 30 años siendo convocado para participar y decide no hacerlo y después decide ir un día a una reunión a insultar a la gente, no es motivo para sentirse orgulloso y mucho menos para denominar a esto como un triunfo democrático.

- Proponen una serie de propuestas (Revisión de Estatutos, Bajar el tope de libre disposición de un millón de € sin tenerse que aprobar en asamblea, Obligación de los integrantes de la Junta de residir en Covibar,…) que son todas prácticamente lo mismo: modificar los estatutos. Es decir, repetir el proceso que se realizó el año pasado justo porque ahora esta gente ha decidido que quiere participar

- Sobre la piscina proponen, ignorando sus pérdidas de agua, cubrirla para que se use el resto del año también y proponen sufragarla con el ahorro de no tener que pagar al ayuntamiento por el uso de las piscinas municipales y el alquiler a colegios. Sobre el ahorro del pago al ayuntamiento, supongo que, dado que la piscina municipal viene en parte subvencionada (es decir, los vecinos no pagamos el coste total del servicio), la parte que nos ahorremos será menor que el mantenimiento, aunque, ya digo, no estoy segura. Pero sobre el alquiler a los colegios, teniendo en cuenta que el ayuntamiento pone a disposición de los mismos la piscina y el transporte gratis, no sé qué centro educativo decidiría pagar por usar la de Covibar.

Con todo lo dicho anteriormente, en resumen, defiendo que Covibar ha estado hasta hoy muy bien gestionada, cumpliendo los objetivos, aunque haya habido errores y que con la excusa de la piscina, la gente que lleva tiempo queriendo cargarse el proyecto social de Covibar ha aprovechado para empezar a lanzar mentiras y rumores sobre todo aquel que no esté con ellos.

Yo creo en una cooperativa que siga por el camino ya comenzado, con su actividad social, deportiva y cultural. Una cooperativa en la que podamos hablar con calma y con respeto, sobre qué hacer en el terreno que hoy ocupa “la nueva”.

5 comentarios :

Adrián dijo...

Me parece bien que insistas en lo democrática que es la elección y composición del Consejo Rector, pero no entiendo que entonces tan mal te parezca que las asambleas pasen de una asistencia de 50 a 500 socios. Cada socio va cuando lo considera oportuno, y varios de ellos ya reconocieron que si de algo se sentían culpables era de no haberse preocupado antes. Y digo yo, si no han ido antes, ¿ahora les prohibimos ir? En todo caso habrá que alegrarse de que se sume la gente, que nunca es tarde, ¿o no?
Me alegro de que al menos coincidamos en que la forma de comunicar el proyecto no fue la correcta. Enterarse del proyecto cuando está ya todo aprobado y cuando ha pasado un mes desde que la gente empezó a comprar los abonos de las piscinas por el mismo precio de siempre pero sin saber que tendrían un 30% menos de instalaciones no es muy normal. Además, yo entiendo que, ciñéndonos al proyecto, hay posiciones a favor y en contra, todas igualmente respetables. Ahora bien, un proyecto tan importante como ese tenía que haber sido consultado desde un principio con los socios, sin que nadie se encargara de recoger las firmas suficientes como para obligar al Consejo Rector a incluir el punto en la Asamblea.
Sobre el tema de los insultos, no me parece bien que generalices, la verdad. Ni mucho menos todos los que votamos en contra del proyecto nos dedicamos a gritar y a alborotar. Sí, vi como algunos intentaban cortarte y negarte el turno de palabra, y, faltaría más, me parece un comportamiento inadmisible. Ahora bien, ya que quieres hablar de malos modales, vamos a contarlo todo. Nada más terminar yo mi intervención, el señor Andrés Martín, Vicepresidente de Covibar, se levanta de su asiento y me dice "Enhorabuena chaval, eres del Club de la Comedia", y me hace un corte de mangas, según me contaron, que yo no vi por encontrarme de espaldas. Acto seguido, baja las escaleras, se encara con varios socios y sale de la sala. ¿Cómo se podría calificar ahora a este señor? Y sin generalizar, no podría ser más concreto.
Sobre el grupo de las piscinas, tengo que decirte que en el momento de crearlo decidí que no lo moderaría para que desde ningún "bando" se me pudiera acusar de censor. No sé si hice bien tomando tal decisión, porque, como bien dices, se han escrito muchas mentiras, insultos y amenazas. Ahora bien, también aquí te pido que lo digas todo. Si las ha habido las ha habido por ambas partes: también ha habido muchos ataques rastreros a personas que estaban contra el proyecto. Son las cosas que tiene la red y el anonimato.
En cuanto a las ideas que hay para un proyecto alternativo, se pretende que la gente ayude con ideas y propuestas a través de Facebook, pero eso no quiere decir que todo lo que se ponga ahí tenga que ser considerado automáticamente propuesta de la alternativa (lo digo principalmente por lo del tema del ("día del socio"). Darle otro uso al Centro Social tampoco es lo mismo que "eliminar las actividades culturales". Nada más lejos. En cualquier caso, las propuestas definitivas se darán a conocer más pronto que tarde.
Por último, tampoco puedo estar nada de acuerdo con el hecho de que digas que lo de las piscinas ha sido una excusa de un grupo de gente que quiere cargarse un proyecto. Las personas que empezamos esto lo hicimos por lo que lo hicimos, sin intenciones ocultas, como insinuaron muchos. Ahora soy yo el podría decir que quienes no están de acuerdo con los fines de nuestro grupo han lanzado rumores y mentiras contra mí y otros cuantos, ¿no crees?
Es totalmente legítimo que haya debate y no veo que el hecho de que haya nueva gente que quiera presentarse con nuevos proyectos implique que esa gente quiere cargarse la cooperativa. A ver si ahora resulta que solo son capaces de mantener esto a flote los que han estado hasta ahora.
Pero bueno, que me alargo, lo que quiero decir es que estoy de acuerdo contigo en que hay que mantenerse dentro del respeto y la educación. Pero los de un lado y los de otro, todos.

Isabel dijo...

Reconocer que se han dicho muchas mentiras sobre los miembros de la Junta Rectora de Covibar y de sus familiares, así como del personal de la cooperativa ya es un primer paso.

Aquí no hay bandos, no se precisa ningún moderador, ya que las mentiras siempre han procedido de las mismas personas que, según parece, han decidido participar por primera vez. Hasta ahora no habían mostrado ningún interés en colaborar en las asambleas, en las comisiones de participación, ni en la elaboración de los estatutos de la cooperativa, ¿es lícito participar únicamente para criticar negativamente lo que otros socios han construido? Creo que no, siempre destruir lo construido es mucho más fácil, me alegraría si las personas discrepasen haciendo aportaciones valiosas, propusieran cambios y mejoras, esa participación sí es respetable. El insulto y la mentira son comportamientos inadmisibles.

Gracias Lei por intentar describir lo que otras muchas personas sabemos que ocurrió en la asamblea pasada, tarea difícil ya que nunca se habían visto comportamientos tan agresivos y faltos de respeto y gracias, también, por hacer explicito aquello que pensamos.

Lei dijo...

Hola Adrián,
sobre lo que comentas, yo no he dicho que me parezca mal que participe la gente, sino que lo que no me parece correcto es que se intente desprestigiar a quienes llevan participando de la actividad de la cooperativa para justificar el repentino interés en venir a una asamblea.
También dices que debería dejarse participar a todos los socios y socias sobre el tema de la piscina, en lo que estoy de acuerdo. Parece que no lo están quieren dicen llamarse "soci@s por el cambio". He recibido en mi buzón su decálogo y plantean "arreglo y/o reconversión en polivalente", es decir, que no van a dejar participar al resto de la gente, sino que ellos ya han decidido entre dos opciones y no hay más que hablar. Vamos, el mismo error que antes.
También comentas los insultos y amenazas que habéis recibido. No no sé si eso es verdad, pero sí que es cierto que no he leído nada de lo que dices, aunque la página de facebook que has creado está plagado de insultos y mentiras hacia los actuales miembros de la Junta.
Bueno, no me quiero enrollar, simplemente para acabar pedir a los socios y las socias de Covibar que asistan a la Asamblea a votar y que piensen si quieren que la cooperativa siga existiendo.

Christian de Kell dijo...

Asambleas, juntas exttraordinarias, socios que aparecen de pascuas a ramos, que recuerdos me trae todo esto.. casi lloro de emoción recordando aquella asociación juvenil en la que estaba... ese antiguo sotano-lupanar reformado en "centro cultural" (por llamarlo algo), la "maldición de la PlayStation" (desde que entró se fue todo por el caño), y tantas otras situaciones...

Ahora os dais cuenta poruqe la mayoría de cooperativas se disuelven tras un tiempo más o menos breve o adoptan formas diferentes (léase, formas no cooperativas)...

Realemente la entrada del libro de actas de esa reunión sería para leer con calma... porque imagino que se habrá registrado, no?

Macario Canario Vinilo dijo...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro poemas preciosos

noticias