15.2.10

Yo, como Benedetti,
quiero proponerles un trato:
Ustedes podrán acostarse con quien elijan
siempre y cuando la otra persona acceda.
Marquen las normas y condiciones para hacerlo.
Pueden, incluso, no tener trato con nadie.
Yo haré lo mismo.

Me comprometo a no ejercer
la violencia contra ustedes
y a denunciar a quien la use.
Hagan ustedes lo mismo.

Garantizaré que en los espacios
dedicados a la oración
puedan ustedes rezar.
Encarguense ustedes
de que en los espacios de aprendizaje
no se rece.

Yo les propongo un trato.
Se llama democracia.

2 comentarios :

cibersan dijo...

Esta muy chevere tu blog....felicidades

ahi te dejo para que lo cheques:
www.tumentepoderosa.blogspot.com

fer

Kostas Kamaki dijo...

Siempre me apunté a este tipo de trato: ama, ama, ama y ensancha no sólo el alma.

Besillos, Leire.