12.2.07

Comienzo el último cuatrimestre,
en realidad tres meses
de no hacer nada.
Después,
aunque el tiempo no pasó,
seré licenciada.
Cada vez me importa menos.
La ilusión al empezar
no es la de ahora,
no veo la diferencia entre un título
y ninguno.
Pero después de cinco años,
seré psicóloga.

Si hay suerte

2 comentarios :

Amorín dijo...

me gustaría recordar algo sobre la imperfección: copiado de El blog de Kevin Vázquez: MEAR FUERA DEL TIESTO.

" La estupenda imperfección
No hay defecto que resulte más inaguantable que lo inaguantable que resulta la perfección.
Me lo decía mi abuela en mis mejores momentos: te aguanto los defectos, chaval, lo que no te aguanto son tus virtudes.
La práctica permanente de la virtud, además de ser mortal, resulta como el círculo de Ionesco. Decía el escritor: "tenemos un círculo, acariciémoslo y tendremos un círculo vicioso".
Las parejas suelen fracasar porque casi siempre una de las partes lo hace todo bien...
La perfección es sólo un equilibrio inestable. Nada más imperfecto que la vida y la naturaleza. En cuanto unos cuantos tipos y tipas se proponen un vida perfecta o una sociedad perfecta y creen tener los medios para conseguirlo, nos encontramos ante la más insoportabe de las situaciones. La gente se escapa en busca de la imperfección...
La perfección es un cáncer que destruye la vida, la quema, la agota ,... La perfección, en el fondo, es el culto a la muerte. Es la anorexia del espíritu."

República Independiente de Avilés

Cago en tó dijo...

No es lo mismo ser licenciada en Psicología que ser psicóloga. La carrera se termina cuando se aprueba la última asignatura. La condición de psicóloga se adquiere independientemente de ese momento. Habrá quien llega a ser psicólogo sin ser licenciado y habrá quien necesita ejercer muchos años la profesión para poder llegar a decir que es psicólogo. ¿No crees?