11.5.06

Nos quitaron lo último que nos quedaba,
ser nosotros mismos.
Inconformistas toca pelotas.
En definitiva, unos quejicas.
Cuando todo lo que haces en quejarte,
jode mucho más que te lo prohiban.

1 comentario :

ant dijo...

A mayores prohibiciónes deberían corresponder más quejas