24.3.06

Hablamos a dos y tres bandas
y parece que nos vamos enterando.
Hasta ese día en el que sin querer,
te equivocas,
y te descubres.
Ese día te das cuenta
de que has hablado de más.

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Nunca se habla de más cuando se dice lo que se siente.
A veces se calla de más cuando se silencia lo que se desea.

Rome dijo...

Casi siempre se habla de más cuando se dice lo que se siente.

No es posible decir todo lo que se desea. Eso es lo que nos diferencia del resto de los animales.

Ber dijo...

Puede que hoy empiece a hablar de más; pero por otro lado, tal vez hasta ayer simplemente estuve hablando de menos.

Ojala consiga el término medio.

Ante la duda, creo que voy a hacerlo; ¡no! De hecho no solamente lo creo, sino que ¡voy a hacerlo! Allá voy:

Hola, es la primera vez que escribo en este blog; no sabía de su existencia, ni de la tuya, ahora que me estas leyendo; pero sin embargo, ahí estás, y aquí esta este blog.

Lo cierto es que ando pasando una rachilla de esas en las que te sientes un poquito vacío y me dio por buscar en "google" las palabras "necesito ilusion". Uno de los enlaces, fue éste.

El caso es que no sé realmente el por qué, pero después de haber entrado en este blog, me siento un poquito menos vacío.

Para ser mi primera vez, no quiero resultar pesado y terminar hablando de más.

¿Volveremos a "leernos"? -me pregunto a mí mismo en estos instantes- No lo sé, sinceramente, pero ciertamente creo que me apetece.

Un saludo, y gracias por haber creado este blog. Creo que llamaré a unos amigos para salir a tomar algo.