3.8.10

Nos perdimos porque treinta kilómetros
eran demasiados pasos.
Otras veces parecían un corto camino.