26.11.09

Maricomplejines

Estos últimos días he podido leer por los blogs como cierta gente se ha dedicado a insultar, ofender y/o insinuar salidas hacia el PSOE a casi todo aquel que se haya mostrado partidario de las primarias.
Personalmente, no sé si este modelo de primarias del que se habla es el ideal. Podríamos debatir si abiertas a la ciudadanía o sólo para militantes, si la militancia propone y los órganos deciden, si los órganos proponen y las personas consultadas deciden, si en las primarias se decide y se propone,... Podría haber muchos modelos.
Lo que se ha decidido en Madrid, aunque pueda estar dentro de los estatutos, es a mí manera de ver, contrario al espíritu de la tan nombrada refundación (o lo que yo creía que era la refundación).
Me he leído todos los documentos que he encontrado por las webs sobre el proceso de refundación (los fáciles de encontrar, los que están publicados pero escondidos, si los hay, no los he visto). Al parecer resulta que la Refundación consiste en que volvamos a rellenar la ficha de afiliación y en crear foros (antes llamados conferencias programáticas). Y ya está. Eso nos sacará del abismo electoral y social en el que estamos.
Y volviendo al principio, y al título del post, creo que algunas personas deberían hacerse mirar que cada vez que aparece alguien válido en izquierda unida, le acusan de querer irse al psoe.